11192020 Iwsc Sebring Broadcast 988x556 V1

Final Lleno de Drama en la Clase DPi 2020


Por Jeff Olson

Un poco después de una hora del inicio del Mobil 1 Doce Horas de Sebring Presentado por Advance Auto Parts, Helio Castroneves miró su auto herido y trató de mantenerse positivo.

"Todo es posible", dijo.

Resultados de Carrera

Resultados de Campeonato

Al final, tenía razón. Un tenaz esfuerzo del Acura ARX-05 DPi No. 7 de Acura Team Penske a manos de Castroneves, Ricky Taylor y Alexander Rossi superó los problemas mecánicos para terminar octavo en la clase Daytona Prototype internacional (DPi), siete vueltas detrás del ganador de la carrera, pero un punto por delante de su competidor más cercano en la clasificación final del Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar en las categorías de piloto, equipo y fabricante.

El subcampeón de los campeonatos – el Cadillac DPi V.R No. 10 de Wayne Taylor Racing conducido por Renger van der Zande, Ryan Briscoe y Scott Dixon – también fue acosado por problemas y terminó séptimo en la carrera.

La carrera comenzó con un penalti contra van der Zande, que fue convocado para cumplir una penalización de conducción después de que se determinó que había cambiado de carril antes de llegar a la línea al comienzo de la carrera.

Van der Zande movió su Cadillac No. 10 atrás Taylor quien lideraba el inicio en el Acura No. 7 mientras el campo se acercaba a las línea. Cambiar de carril antes de llegar a la línea de inicio-final es una infracción.

El No. 7 de Penske entonces se encontró con problemas mecánicos y el campeonato parecía fuera de su alcance. Cuarenta minutos después de la carrera, el intercooler izquierdo dejó de funcionar como debe. Una reparación de 25 minutos dejó el equipo muy atrás en el campo y en necesidad de un milagro.

"Vamos a luchar hasta el final", dijo Castroneves mientras el trabajo estaba en marcha. "Todo es posible. Vamos a seguir luchando. Vamos a volver y seguir adelante. No estaba destinado a serlo, pero no ha terminado. No quiero perder la esperanza ahora. Sé que suena difícil. Lo es."

Quizás el momento más crítico en la batalla por el campeonato, fue una colisión entre Oliver Jarvis en el Mazda DPi No. 77 de Mazda Motorsports y Dixon en el Cadillac No. 10, obligó a Dixon a cojear a pits con una llanta pinchada que condujo a una extensa reparación.

"Creo que no había manera de que iba a hacer el pase en esa esquina", dijo Dixon. "Lo vi venir y traté de darle suficiente espacio evitando chocar yo mismo. Me salí de la pista un poco en la horquilla y salí con llantas sucias".

Como fue el caso a lo largo de la carrera, circunstancias inusuales ayudaron y lastimaron a los pilotos. Con 2 horas, 27 minutos restantes, Pipo Derani en el Cadillac DPi-V.R No. 31 de Action Express Racing y Juan Pablo Montoya en el Acura ARX-05 DPi No. 6 de Acura Team Penske chocaron en la curva 5, sacando a Montoya de pista moviendo a Olivier Pla en el Mazda No. 77 más cerca del frente.

Pla rápidamente logro pasar a Derani, quien luego fue penalizado por responsabilidad de contacto con Montoya. Y luego, justo después de cumplir la penalización, el No. 31 también desaceleró en el curso con un problema de suspensión frontal derecho.

El daño fue extenso para el No. 31, pero el No. 6 volvió a subir posiciones para terminar de segundo por delante de los cuatro Cadillacs de la carrera. Eso permitió a Acura añadir el título del fabricante al campeonato de equipo y pilotos del No. 7.

Acura 7 11142020Después de reclamar un campeonato de temporada por primera vez en sus 23 años de carrera profesional en los Estados Unidos, Castroneves reflejó: "En las carreras, todo es posible", dijo. "Empezamos la temporada sin puntos en el tablero y de repente estamos luchando por el campeonato. Desafortunadamente, en esta situación, estaba completamente fuera de nuestras manos. Literalmente estábamos esperando a que sucedieran las cosas, y pasó lo que necesitábamos que pasara".

"Era el destino" -continuó Castroneves-. "Siempre digo que si está destinado a serlo será, y estoy muy contento de que fue nuestro turno. Nunca te puedes rendir… Nunca nos rendimos".

Con 27 minutos restantes, el neumático trasero izquierdo de Jarvis se pinchó en el Mazda No. 77 y lo envió fuera de curso causando una precaución de curso completo. Eso dio el liderato al auto hermano, el Mazda No. 55 con Harry Tincknell al volante. Tincknell retuvo el liderato y pasó a celebrar la victoria con los copilotos Jonathan Bomarito y Ryan Hunter-Reay.

"Me dije: ‘Esto es con lo que sueñas’", dijo Tincknell. "Faltan veinte minutos para una de las carreras más grandes del mundo. Sólo tienes que ir por eso, darle todo lo que tienes. Sin remordimientos. Sólo empujé como loco".

El No. 77 compartido por Pla, Jarvis y Tristán Núñez terminó tercero en la carrera.

Mientras todo eso estaba sucediendo durante el transcurso de 12 horas y 348 vueltas alrededor del famoso circuito de 17 vueltas, 3,74 millas en Sebring, el ORECA LMP2 07 No. 52 de PR1 Math1 Mathiasen Motorsports conducido por Patrick Kelly, Simon Trummer y Scott Huffaker adjudicó la victoria de la carrera en la clase Le Mans Prototype 2 (LMP2) después de haber reclamado ya el equipo y los campeonatos de pilotos el 1ro de noviembre en WeatherTech Raceway Laguna Seca.

¿El elemento más importante para el éxito del equipo? Sus conductores se llevan bien.

"Todos nos divertimos juntos", dijo Kelly. "Todos disfrutamos de la compañía del otro. Todos tenemos estilos de conducción relativamente similares. Todos estamos de acuerdo en la configuración, que creo que siempre es muy agradable. Lo realmente maravilloso es que ganamos o perdemos como amigos y como equipo. No nos miramos como: ‘Ojalá hubieras hecho esto’, o ‘ojalá hubieras hecho eso’".